Todavía subestimado por muchos el kiwi es uno de los alimentos más completos desde el punto de vista nutricional, un fuerte aliado en lo que respecta a la belleza de la piel y el cabello. Además de ser una fruta nutritiva, baja en calorías y con una alta concentración de vitamina C, el kiwi también tiene la capacidad de limpiar y tonificar la piel, al tiempo que sirve como un poderoso agente antiarrugas. Se pueden obtener sus beneficios no sólo al consumirlo, sino también mediante una máscara casera que, usada semanalmente, reduce los pliegues y las líneas de expresión.

Con una gran cantidad de vitamina C el kiwi es un poderoso aliado a la hora de mantener la piel joven y vibrante ya que ayuda en el crecimiento y la reparación de tejidos, la formación de colágeno, la cicatrización de heridas y la pigmentación de la piel. Además su abundancia en vitamina E asegura una acción eficaz contra los radicales libres asegurando una piel y un organismo jóvenes.

El kiwi también es un fuerte aliado a la hora de conseguir y mantener un cabello fuerte y sano. Las vitaminas C y E ayudan a combatir la caída del cabello y contribuyen a la formación de colágeno en el cuero cabelludo. Esto facilita la absorción de nutrientes en el cuero cabelludo haciendo que el pelo esté todavía más sano. Extremadamente rico en cobre el kiwi ayuda a mantener el color natural del cabello evitando el envejecimiento prematuro.

Si aún no aún no tienes claros los muchos beneficios del kiwi para la piel y el cabello, prueba la receta que te dejamos aquí: 

Máscara antiarrugas de kiwi

Ingredientes

1/2 kiwi

1 cucharadita llena de yogurt natural

2 cucharaditas de harina de avena

Modo de preparación

Pelar el kiwi y machacarlo. Después, mezclarlo con el yogur natural y la harina de avena en un tazón hasta formar una pasta.

Aplicación

Limpiarse el rostro con agua y jabón neutro o específico para tu tipo de piel. Después, enjuagarse bien y frotar la mezcla de manera uniforme con la punta de los dedos, masajeando ligeramente. Para que la receta sea efectiva, lo ideal es dejar que la pasta actúe durante 10 minutos. Por último, retirarla con agua fría. Después, utilizar el protector solar y evitar la exposición al sol.»

Sobre El Autor