Isamu Noguchi fue un artista muy prolífico durante seis décadas.No fue fiel a ningún estilo ni escuela y  probó todos los materiales que tuvo a su alcance.

Hijo de un poeta japonés y una escritora americana, se formo en Japón como ebanista en 1917.

En 1923 empezó a estudiar medicina en la Columbia University de Nueva York, pero quría ser escultor, por lo que asistía a clases por la tarde en la Leonardo da Vinci School de Nueva York. Finalmente abandonó su formación médica y fue nombrado ayudante del director de la escuela de arte. En 1927, Noguchi obtuvo una beca Guggenheim que le permitió viajar a París, donde trabajó durante dos años como ayudante del escultor Constantin Brancusi (1876-1957). 

     

De vuelta en Nueva York diseñaría muebles para Knoll y Herman Miller, como la famosa “mesa de café” IN50  (que se presentó originalmente en 1947 y se volvió a producir en 1984) y las lámparas Akari de papel.

La gran firma sueca de decoración ha realizado variantes de la famosa lampara de Isamu Noguchi. Esas magnificas y originales fuentes de luz son las  Akari Light sculptures ( 1950) son una serie de lámparas realizadas en papel shoji por artesanos japoneses.

“La crudeza de la luz eléctrica se transforma, gracias a la magia del papel,

en la luz de nuestros orígenes: el sol” (Noguchi)


Entre otros logros notables se incluyen los jardines para el edificio de UNESCO en París, cinco fuentes para el Supreme Court Building en Tokio y un mural de alto relieve para el Mercado Abelardo Rodríguez en la ciudad de México.

A raíz del encargo de este mural en Méjico, coordinado por Diego Rivera. Noguchi conoce a Frida Kahlo con la mantendría un apasionado romance.Diego Rivera les descubrió y les obligó a dejar la relación.

En 1985 Noguchi abrió el Museo-Jardín de Isamu Noguchi en Long Island, que cuenta con unas 500 esculturas al aire libre, modelos y fotografías.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.