No solo belleza y glamour esta edición ha tenido como protagonistas a las actrices, a las cantantes, a las productoras, a todas esas mujeres que aún necesitan reivindicarse para que su papel se tenga en cuenta y su voz se escuche.

Ésta ha sido la 31 edición de los premios, y aunque sus intervenciones fueron mas relajadas que en otras ocasiones, Dani Rovira se acordó de Donald Trump y habló de la importancia de la cultura latina en el resto del mundo.

Comenzó pisando la alfombra roja diciendo la siguiente frase: “Hay que medir muchísimo las palabras e ir con pies de plomo”.

Dani Rovira se calza “los tacones” para “ponerse en los zapatos” de la mujer

Penélope, que ha deslumbrado con un vestido a lo Angelina Jolie, saca la cara por su director, Fernando Trueba.

Él la acompañaba el año en que fue nominada a su primer Goya, el de Jamón jamón –pero era el año de Belle Epoque– y él se metió en un lío el día que osó decir que no se había sentido español en su vida más allá de cinco minutos.

 

Penélope  volvió a confiar en Versace para conquistar la alfombra roja de los Goya.

La actriz –rodando ahora Asesinato en el Oriente Express, con Kenneth Brannagh– aprovecha micrófonos y cámaras para recordar el drama de miles de refugiados que se congelan de frío a las puertas de una Europa que ha echado el cerrojo y de los que ya nadie habla.

No solo belleza y glamour esta edición ha tenido como protagonistas a las actrices, a las cantantes, a las productoras, a todas esas mujeres que aún necesitan reivindicarse para que su papel se tenga en cuenta y su voz se escuche.

Las relaciones más bonitas empiezan con quererse y en el caso de  los Goya , el premio cinematográfico más importante de nuestro país, la moda y el cine van de la mano.Por eso, la presencia de diseñadores españoles está cada vez más presente en la “red carpet”de estos premios.

ANA BELÉN

La ganadora del Goya de Honor de esta edición estaba increíble con un maquillaje en el que reinaba la naturalidad y un recogido desenfadado.

“Ser actriz significa prepararse, esforzarse mucho y, sobre todo, leer”

Ana Belén, polifacética artista española, y ganadora del Goya de Honor, no dudó en alzar la voz por todas sus compañeras de profesión cuando afirmó: “La situación laboral de las mujeres en el cine es pavorosa”

 

La gran triunfadora de la noche, Emma Suárez, con sus dos estatuillas y con su éxito, fruto de sus años de trabajo y de una carrera profesional larga y brillante, encarna el trabajo de las mujeres maduras, esas para las que casi no hay papeles en el cine, me refiero a esas mujeres que cuando llegan a la década de los 50 empiezan a ser relegadas, a no ser tenidas en cuenta, a ser invisibles.

ALFOMBRA ROJA :

Paula se atrevió con el rojo de JV de Jorge Vázquez con un vestido de tul.

Paula optó por dejarse la melena suelta con unas ondas. El detalle de combinar a la perfección el tono de labios con el vestido es sin duda un acierto.

Anna Castillo, nominada como Mejor Actriz Revelación por El olivo, eligió un precioso diseño blanco con capa y bordados de Georges Hobeika y joyas de Suarez.

Macarena Gómez fue una de las mejor vestidas. Escogió para la ocasión un diseño de Alberta Ferretti con sandalias de Serena Whitehaven.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                     Clara Lago.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.